Limpieza de horno. Qué debes saber

Limpieza de horno. Qué debes saber

Por razones obvias, nuestra cocina es una de las zonas de la casa que se limpia a diario.

Limpiamos la encimera cuando terminamos de preparar la comida, limpiamos la vitro cuando terminamos de cocinar, y limpiamos el fregadero cuando terminamos de lavar los platos. 

Entonces, ¿por qué no limpiamos durante semanas, incluso meses, nuestro horno?

El horno es uno de los equipos de cocina más utilizados y uno de los menos limpiados. A pesar de que usamos el horno a menudo, muchos de nosotros omitimos limpiarlo después de las comidas. 

A veces esto se debe a que sentimos que es innecesario, a veces es porque somos demasiado perezosos, y a veces es porque simplemente no sabemos qué productos de limpieza son seguros para usar dentro de nuestro horno. 

Como cualquier otro aparato, la mejor manera de mantener el horno limpio es evitar que se ensucie. Cuando estés cocinando, intenta forrar tu horno con papel de aluminio tan a menudo como sea posible.

De esta forma evitará que cualquier alimento salpique o gotee sobre el horno, causando un gran desorden. 

Si se produce un derrame, espera a que el horno se enfríe completamente y toma un paño húmedo o una esponja para limpiar la comida. Intenta no dejar el derrame demasiado tiempo o la comida se secará y será difícil de retirar.

Gracias al avance tecnológico, hoy en día existen modelos como los hornos rational tan utilizados en restauración que se programan en su totalidad e incluso se limpian solos.

Por otro lado, también existen los hornos de limpieza continua o pirolíticos, mucho más fáciles de limpiar y, debido a que se limpian constantemente por sí mismos, rara vez necesitan ser limpiados por el propietario.

Para limpiar este tipo de hornos, todo lo que necesitas es un paño húmedo y un poco de detergente para platos.

Limpia el interior del horno con agua y detergente para platos, asegurándote de enjuagar bien para que no quede jabón dentro cuando termines.

Si no tienes un horno de limpieza continua, tendrás que hacer el trabajo tú mismo. Cuando limpies cualquier tipo de aparato, asegúrate siempre de usar guantes de goma para proteger tus manos de cualquier químico dañino. 

Aunque a menudo lo olvidamos o lo posponemos, limpiar el horno es una necesidad. Ya sea que tengas un horno de limpieza continua, un horno autolimpiante o un horno normal, todos necesitan ser limpiados regularmente. Independientemente de lo ocupado que esté, tómate una hora cada pocos meses y asegúrate de que tu horno esté limpio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *