Internet: plataforma de servicios sexuales

sexo en internet

Internet: plataforma de servicios sexuales

La llegada de Internet supuso un cambio radical en muchas rutinas diarias de la mayoría de personas, desde la comunicación por correo hasta las compras online o las redes sociales. Del mimos modo, también modificó muchos modelos de negocio y generó otro nuevos.

Como no podía ser de otra forma, la industria del sexo también experimentó los efectos de esta nueva red de redes, tal y como nos cuentan las escorts en Madrid. De hecho, puede afirmarse que ha sido uno de los sectores más susceptibles de refugiarse en el mundo cibernético, ya que en el mundo real siempre ha sido una industria sumergida que, pese a disponer de un amplio mercado, no goza de demasiada aceptación social.

 

Del Club a las páginas de contactos

 

La oferta sexual en Internet es vastísima. Si bien antes era el club el punto de encuentro fundamental entre escorts y clientes, hoy en día estos locales se encuentran en un segundo plano a la hora de buscar los servicios de una profesional. Muchos clientes prefieren encontrarla desde la comodidad del hogar, sin exponerse a ser vistos en las inmediaciones de un club. No olvidemos que este tipo de servicios todavía está altamente estigmatizado y que muchos hombres no reconocerán hacer uso de ellos. Por lo que, si pueden evitar ser relacionados con el tema, mejor. E Internet da un plus de discreción. En muchas webs, de hecho, se puede seleccionar la chica deseada con solo un click.

 

Internet también ha permitido a las escorts poder decidir más libremente si quieren trabajar por su cuenta o a través de una agencia. Ha puesto en sus manos la posibilidad de anunciarse de forma individual en numerosas plataformas y de maneras muy variadas, y de llegar a un público mucho más amplio. Claro que el trabajo independiente o por agencia tiene, en ambos casos, sus ventajas y sus inconvenientes. Pero lo que es importante es la posibilidad de poder decidirlo de forma completamente libre, disponiendo de las herramientas necesarias para hacerlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *