Gestión de la cadena de frío

Gestión de la cadena de frío

El producto comienza a deteriorarse tan pronto como se cosecha, ya que ya no está conectado a una fuente de agua de la planta. Por lo tanto, el almacenamiento en frío es necesario para garantizar que el producto no se estropee a lo largo del proceso cada día. Las cadenas de frío son útiles y prácticas cuando la calidad se mantiene durante todo el proceso de transporte, desde la carga hasta el destino final. Esto asegura que haya calidad en el proceso.

Una cadena de frío debe estar intacta. Esto simplemente significa que no debe haber ningún cambio en la temperatura de ninguna mercancía desde el punto de partida hasta el punto de llegada y esto es responsabilidad de la empresa de transporte frigorífico. La documentación también es necesaria para garantizar que no haya interrupciones en el proceso.

Las decisiones sobre qué método utilizar se basan en:

El tipo de negocio. Una compañía farmacéutica tendrá diferentes necesidades que una empresa de frutas.

¿Con qué seguridad y seguridad se pueden utilizar los procedimientos de gestión de la cadena de frío? ¿Los procedimientos promueven la seguridad y la protección?

¿Es el sistema amigable e intuitivo para el usuario? ¿Pueden los empleados menos calificados entender cómo usar los sistemas implementados?

¿Se puede utilizar este sistema de manera óptima? ¿El sistema consume una cantidad apropiada de energía?

¿Este sistema encaja con los equipos y procedimientos existentes, o se requieren equipos nuevos y costosos?

¿Este sistema cumple con las regulaciones de agencias gubernamentales como la FDA?

La gestión de la cadena de frío es simplemente controlar la logística de una cadena de transporte de frío. Proporcionar un ambiente de temperatura controlada es importante. Esto puede ocurrir con el uso de tecnologías tales como: hielo seco, paquetes de gel, placas eutécticas, nitrógeno líquido, edredones o recipientes de temperatura controlada.

Se puede establecer un proceso logístico para asegurar la integridad del envío. Para hacer esto, se debe tener en cuenta lo siguiente: cómo se preparará el envío, cómo viajará el envío, qué tipos de procedimientos aduaneros debe tener el despacho, la entrega real de los productos al cliente y el registro de anomalías de la temperatura.

La documentación de la temperatura en una cadena de frío también es necesaria para establecer la confianza entre el cargador y el receptor. Esto es para garantizar que no haya cambios en la temperatura durante todo el proceso.

Las cadenas de frío son útiles y prácticas para muchos propósitos diferentes. Por lo tanto, administrar una cadena de frío requiere tiempo y esfuerzo para garantizar que no haya una degradación de la calidad en todo el proceso de transporte, desde el punto de envío hasta el destino. Con los controles adecuados, es posible garantizar que no haya degradación de la calidad en el envío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *