¿Diseñador de interiores o decorador de interiores?

¿Diseñador de interiores o decorador de interiores?

La gente a menudo tiende a pensar que el trabajo de un diseñador de interiores consiste en elegir colores y telas para una habitación. 

Pero un diseñador de interiores tiene una serie de responsabilidades que incluyen tanto las de un decorador de interiores como trabajos más complejos. 

Incluyen el manejo de la luz, la planificación del espacio, la coordinación del color, proporcionar estimaciones que se ajusten a un presupuesto, y subcontratar la fabricación e instalación de pisos, accesorios de iluminación, cortinas, pintura y revestimientos de paredes, muebles, etc.

Un número creciente de diseñadores incluso participan en el aspecto arquitectónico de la construcción de una casa, por lo que los diseñadores deben ser capaces de leer los planos y poseer un conocimiento de los códigos de construcción.

Hoy en día muchas “house for sale in alella” están construidas con la supervisión de un diseñador de interiores.

Requisitos de capacitación y de ingreso

La mayoría de los diseñadores de interiores optan por entrar en un aprendizaje después de una educación formal. Durante este tiempo los recién graduados trabajan bajo la supervisión de un diseñador experimentado. 

Esto le da a los diseñadores la oportunidad de construir un portafolio y aprender los rincones del negocio antes de ir en solitario.

Entorno y condiciones de trabajo

Los diseñadores de interiores suelen trabajar como parte de un equipo de diseño más grande o de forma independiente, aunque algunos encuentran trabajo en empresas de arquitectura o en tiendas de decoración. 

La creación de relaciones con los clientes es una necesidad absoluta para cualquier diseñador, independientemente de donde trabaje, ya que el objetivo principal de un diseñador de interiores es identificar los deseos y necesidades de un cliente e integrarlos tanto en la estética como en la función del interior. 

Esto puede llevar a trabajar los fines de semana o en largas horas con el fin de ajustarse al horario de un cliente.

Los diseñadores de interiores tienden a viajar bastante de un lugar a otro, ya que gran parte de su tiempo lo dedican a discutir los planes con los clientes y a supervisar el trabajo contratado. Pero los diseñadores de interiores en realidad pasan la mayor parte de su tiempo en la oficina.

Tenga en cuenta que los diseñadores a menudo trabajan bajo estrés, ya que constantemente hacen malabares con los plazos y los presupuestos.

Pruebe el diseño de interiores

El diseño de interiores es un trabajo satisfactorio que le permite a uno expresar su creatividad, pero no es para todos.

Aquellos que deseen convertirse en diseñadores de interiores se les anima a probarse a sí mismos en el diseño de interiores antes de tomar la decisión de inscribirse en un instituto de diseño. 

Pueden hacerlo diseñando el interior de su propia casa o familiarizándose con el software de diseño doméstico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *