5 pasos para conseguir una subcontratación exitosa.

outsourcing

5 pasos para conseguir una subcontratación exitosa.

Hay muchas historias de éxito de cómo el outsourcing ahorra tiempo, costes y trae a empleados altamente calificados al negocio para completar proyectos específicos.

Es cierto que la mejor manera de gestionar el tiempo es delegando y subcontratando. Puedes ahorrar tiempo y mucho estrés.

Sin duda, uno de los sectores en los que más se subcontrata es en el ámbito financiero. Empresas externas de finanzas corporativas están en auge debido a que ofrecen sus servicios a otras empresas para asesorarlas en todo lo referente a las finanzas.

A continuación te presentamos cinco pasos sencillos para que tu plan de subcontratación tenga éxito.

1. Elije a la persona adecuada

Elegir la oferta más baja para un proyecto es tentador. Sin embargo, antes de hacerlo, asegúrate de que se trata de una persona con la que estés a gusto para trabajar.

El contacto constante es primordial para así poder ir en una misma dirección. Asegúrate de que tus prácticas comerciales se alinean con las tuyas, investiga al nuevo socio.

2. Confía en ellos y trátalos como un socio

Cuando se subcontrata, hay una tendencia a microgestionar o a ignorar. Si estás acostumbrado a tener control absoluto sobre tu empresa, es difícil confiar en alguien que no la conoce para manejar partes cruciales de tu negocio.

Al perder el control directo sobre las operaciones diarias de un proceso específico, obtienes más control sobre el resto de los procesos que necesitan atención.

Por lo tanto, cuando se subcontrata, la relación se debe basar en la confianza. Por lo tanto, no considera pagar más por alguien en quien confías antes que por alguien que no conoces.

3. Definir la propiedad del trabajo

En el caso de proyectos subcontratados, es importante dejar claro quién es el propietario. Asegúrate de que las empresas subcontratadas sepan cómo piensas utilizar el trabajo que se comprometen a proporcionar. Es importante tener un acuerdo por escrito, especialmente si el trabajo es delicado.

5. Guarda una relación profesional

Cuando se trabaja con personal subcontratado, a veces se hacen amigos. Esto es a menudo un gran error porque dificulta la despedida si no están haciendo su trabajo correctamente.

Si no se realiza el trabajo como se esperaba o fuera de tiempo, no debes sentirse mal por ello. En la mayoría de los casos, si quieres que tu negocio tenga éxito, separa los negocios y la amistad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *