¿Qué locales pueden instalar maquinas recreativas?

maquinas recreativas tarragona

¿Qué locales pueden instalar maquinas recreativas?

Vamos con una pequeña capsula digital que puede resultar de interés a más de uno: porque quien más quien menos, todo el mundo sueña con tener un bar (o similar) en algún momento de su vida, y muchos llegan a tirar para delante dichos sueños. Así que hablamos con maquinas recreativas Tarragona del sector de las tragaperras (un ecosistema donde lo digital y lo analógico conviven: el jugador al fin y al cabo lo que quiere es pasárselo bien, ganar un premio si tiene suerte, y para ello puede tanto ir al bar de la esquina mientras disfruta de una caña y una partidita o puede hacerlo mouse en mano y con el botellín de la cerveza proveniente de su nevera). Pero más que de maquinas recreativas per se, hablamos de la legislación que las rodea. Porque una cosa va con la otra. Y los bares que están a punto de abrir sus puertas tienen especial interés en este tipo de preguntas, porque está claro que tener una recreativa en su local les va a aportar unos beneficios importantes que no vienen nada mal a final de mes.

Previa: ¿qué tipos de maquinas recreativas existen?

Pues hay tres: las maquinas tipo A, las tipo B y las tipo C. El gobierno establece sus características así como todo lo que se relaciona con su explotación en el Reglamento de máquinas recreativas y de azar, publicado en el BOE.

Maquinas tipo A o recreativas

Son las propiamente llamadas “maquinas recreativas”. El BOE las define como “aquellas de mero pasatiempo o recreo que se limitan a conceder al usuario un tiempo de uso o de juego a cambio del precio de la partida, sin que puedan conceder ningún tipo de premio en metálico, en especie o en forma de puntos canjeables por objetos o dinero”.

Maquinas tipo B o con premio programado

Según establece el BOE, se trata de las maquinas que a cambio del precio de la partida dan al usaurio un tiempo de uso/juego y la posibilidad de conseguir un premio en metálico, según esté programada la maquina. También se sitúan en esta categoría otras maquinas especiales (de juego, de apuesta, de envite o de azar) si el Ministerio del Interior determina que van en este apartado. En resumen las maquinas tipo B son las que encontramos en los bares y permiten echar una partida a cambio de unas monedas, con la posibilidad de llevarse el jackpot o premio.

Maquinas tipo C o de azar

A diferencia de las tipo B, en las maquinas del tipo B la posibilidad de llevarse un premio no está fijada por un programa o unos parámetros de la maquina sino que depende del azar. Esto quiere decir, según el BOE, que “la combinación o resultado de cada jugada no depende de combinaciones o resultados anteriores o posteriores”. Es decir, aleatoriedad.

La pregunta del millón: ¿qué locales pueden tener recreativas?

El BOE establece decenas de detalles acerca de qué premios o después de cuántas combinaciones las maquinas deben llegar al final de la partida. Y establece también qué tipo de locales pueden tener cada una de las recreativas.  

  • Bares y cafeterías
  • Establecimientos de hostelería y restauración
  • Salas de bingo legalmente autorizadas
  • Salones de juego (salones de tipo B)
  • Locales autorizados para la instalación de maquinas tipo C
  • Salones recreativos (salones tipo A) o de ocio familiar

En este de la legislación siempre hay que ir mirando especificaciones y apartados de artículos pero la información básica para cada uno de estos locales la encontrarás en los artículos 33 a 44. Y por lo demás, te contamos lo más interesante en este post. ¡Sigue leyendo!

¿Cuántas máquinas puedo instalar?

Las características del tipo de negocio o del local determinan cuántas maquinas pueden tenerse (y también si serán del tipo A, B o C). ¿Cuántas se pueden instalar?

  • Dos maquinas tipo A en bares, cafeterías, locales de restauración y hostelería.
  • Seis maquinas tipo A en salas de bingo y una maquina tipo B por cada 50 personas de las indicadas en el aforo limitado del local.

Aparte existen especificaciones en cuanto a los metros de los locales. Así por ejemplo los salones de juego o salas tipo B deberán tener un mínimo de 150 metros construidos, sin contar el espacio destinado a oficinas, almacén, servicios o aseos.

Si necesitas información más detallada, dale una ojeada al BOE. Y ya que has empezado a leernos, no dejes de seguir este blog. ¡Ya estamos pensando en la siguiente entrada y promete! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *