Implantes guiados por ordenador

implante-dientes

La salud bucodental es una de las preocupaciones más comunes en cuanto a nuestro bienestar. Las caries, los flemones, las muelas del juicio, inflamaciones, gingivitis…  Incluso, el sólo hecho de que nos falte alguna pieza dental puede ser motivo de angustia, preocupación o molestia. Claro que, en caso de tener algún problema bucodental, lo ideal es acudir cuanto antes a un dentista. En Barcelona, por ejemplo, contamos con la clínica dental Sonría, que ofrece un gran trato a manos de grandes profesionales.

Perder piezas dentales también nos puede traer problemas a la hora de ingerir los alimentos, ya que es posible que no los mastiquemos lo suficiente y, por lo tanto, podamos llegar a sufrir problemas de digestión y otras enfermedades.

Sin embargo, la ciencia ha avanzado lo suficiente como para presentar soluciones a este problema. Recientemente, se ha desarrollado un tipo de cirugía que posibilita tener una boca perfecta con una intervención apenas invasiva y dirigida por ordenador que, además, permite al paciente comer casi inmediatamente después de haber sido intervenido.

Una cirugía guiada que simplifica el proceso quirúrgico

Los especialistas comienzan haciendo un TAC al paciente con una férula radiográfica que muestra la mejor colocación para los dientes. Entonces, mediante un estudio informático en tres dimensiones, se escogen las posiciones que se prefieran. La gran ventaja de este sistema es que permite una planificación muy precisa y exacta.

Luego, se prepara una plantilla que servirá como guía en la colocación de los implantes. Pero el proceso no funciona a prueba y error: previamente, la clínica dispondrá de unos dientes para probarlos en la boca del paciente.

La intervención es rápida e indolora, ya que se aplica anestesia local, si bien, generalmente, se ofrece una sedación a los pacientes que la requieran. Además, se lleva a cabo de una forma mínimamente invasiva, ya que ni siquiera se separa la encía para colocar los implantes, y no requiere del uso de puntos.

El postoperatorio, además, no presenta inflamación ni dolor. Sin embargo, se le recomienda al paciente que lleve una dieta blanda durante los dos o tres primeros meses tras la intervención.

¿Para quién está recomendado este proceso?

Esta operación está muy recomendada para aquellas personas que llevan dentadura postiza, sean mayores o jóvenes. De hecho, existen muchos casos en los que personas que son realmente jóvenes para haber perdido tantas piezas dentales se sienten acomplejadas por ello, para las cuales, encontrarse ante la típica situación de posar para un fotógrafo y que este le diga: “¡Sonría!”, supone una auténtica pesadilla. Así, se solucionaría el problema mediante la sencilla intervención que hemos detallado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *