¿Deberías someterte a una operación estética?

¿Deberías someterte a una operación estética?

Las mujeres siempre hemos estado sometidas a una presión constante sobre el aspecto que debemos tener. No podemos ser muy altas, ni muy bajas; estar demasiado gordas o demasiado delgadas; ser demasiado guapas o demasiado feas; cuidarnos demasiado o no cuidarnos en absoluto…

En resumen, siempre vamos a ser el blanco de crítica de otras personas, de los medios o, en general, de cualquiera. Por este motivo, muchas mujeres se sienten inseguras y terminan sometiéndose a una liposucción, a una operación de cirugía de párpado, a una rinoplastia, etc.

Así pues, ¿deberías someterte a esa operación en las que has estado pensando, o sería mejor aprender a quererte a ti misma?

Lo primero que debes pensar es que una de estas intervenciones pueden costar una barbaridad de dinero. Si para ti no supone un esfuerzo demasiado grande, y realmente necesitas cambiar tu aspecto para quererte a ti misma, o incluso, por trabajo, tal vez deberías seguir adelante y hacerlo.

Pero otra opción, por supuesto, es aprender a querer cada parte de tu cuerpo. Adquirir autoestima de otra forma mucho menos superficial. Por ejemplo, apuntarte al gimnasio, no sólo por cambiar, sino también porque el ejercicio y el deporte hacen que liberemos serotonina, nos sintamos más felices y lo tengamos más fácil para gustarnos. También deberías dedicar un tiempo a mimarte, a hacer las cosas que te gustan para sentirte más feliz.

Por otro lado, no gastes ni un segundo de tu tiempo en esas personas que te hacen sentir menos válida. No merece la pena estar cerca de alguien que mina tu autoestima. Piensa en ti misma como en la primera prioridad, y no dudes a la hora de cortar relaciones con personas que buscan hundirte para sentirse mejor.

En resumen, tienes dos opciones, entre las que sólo tú puedes elegir. La segunda puede ser la salida más difícil, pero si te decides por ella, descubrirás que vale la pena. Pero, sea como sea, debes estar segura antes de decidir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *