¿Cómo superar la vergüenza a la hora de hablar inglés?

images

¿Cómo superar la vergüenza a la hora de hablar inglés?

La vergüenza es para muchos el principal obstáculo a la hora de lanzarse a hablar inglés por miedo a cometer errores, tanto gramaticales como de pronunciación. Sin embargo, hablar inglés es un proceso evolutivo, que se aprende y domina poco a poco y a base de práctica. En este artículo te desvelamos algunos trucos para romper esta barrera y liberarte de tus miedos a la hora de hablar en la lengua de Shakespeare.

1.-Acostúmbrate a hablar inglés desde pequeño

Los campamentos de verano en inglés, las actividades extraescolares y los colegios bilingües son oportunidades fantásticas para habituar a los niños desde pequeños a hablar inglés y evitar este obstáculo en su etapa adulta.

Aunque hay voces que critican que estos sistemas no sirven para que sus hijos sean verdaderamente bilingües, en el sentido de que necesitan seguir estudiando inglés  y mantener el nivel adquirido, es realmente útil para superar esta traba de la vergüenza, lo que hace su proceso de aprendizaje mucho más fácil y sencillo.

2.-Escucha inglés nativo

La vergüenza es una traba psicológica que se puede vencer y controlar y escuchar inglés nativo es una forma de conseguirlo. Los podcast en inglés o las series y películas en versión original son recursos excelentes para avanzar en este camino.  ¿Por qué? Porque nos ofrece la oportunidad de escuchar conversaciones reales, con expresiones coloquiales y perder el miedo a resultar forzado o poco natural cuando hablamos nosotros.

3.-Hablar  y pensar en inglés

Para perder la vergüenza a hablar en inglés necesitas hablar en inglés. Para ello, lo ideal es hablar con tus compañeros de clase, en el mismo nivel que tú. Así podrás entender toda la conversación y no frustrarte.

También puedes buscar un intercambio tándem con un estudiante extranjero que este en tu ciudad y quiera aprender español. Esto es muy útil también porque constantemente uno se pone en el lugar del otro y se toma consciencia de las dificultades que entraña hablar un nuevo idioma.

Y finalmente, habla contigo mismo y piensa en inglés en tus acciones cotidianas del día. Haz repaso mental de qué tienes que comprar, de los que has hecho hoy o de los planes que quieres hacer el fin de semana.

Si sigues estos consejos, cuando sea el momento de viajar o estudiar en el extranjero, te enfrentarás a esa experiencia con ilusión y sin miedos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *