¿Cómo funcionan las cámaras frigoríficas?

¿Cómo funcionan las cámaras frigoríficas?

¿Trabajas en el sector agroalimentario? ¿Necesitas una cámara frigorífica o un gabinete refrigerado para almacenar sus alimentos? Debe saberse que el respeto por la cadena de frío está sujeto a una estricta regulación. De hecho, es muy importante mantener esta cadena de frío y sobre todo contar con un equipamiento de calidad.

Por lo tanto, es necesario tener una cámara frigorífica o un buen servicio de transporte frigorífico que cumpla con los criterios de calidad para el sistema de refrigeración. En este artículo, veremos cómo funciona una cámara frigorífica, pero también cómo elegirla, para asegurarnos de tomar la decisión correcta.

 

¿Qué es exactamente una habitación refrigerada?

Una sala refrigerada es una sala que puede almacenar y enfriar productos, principalmente productos alimenticios, pero también cosméticos, por ejemplo, que deben almacenarse a baja temperatura, y durante un período más o menos largo.

Hay dos tipos de cámara de refrigeración: la cámara refrigerada positiva y la cámara refrigerada negativa. Una habitación fría positiva mantiene una temperatura mayor a cero grados. La cámara negativa mantiene una temperatura de menos de cero grados. En general, la sala refrigerada es una sala muy imponente, en la que es posible almacenar una gran cantidad de productos.

Cámara frigorífica: ¿cómo elegirla según la actividad profesional?

De hecho, deberías elegir una sala fría según tu actividad, pero también según el precio de la sala refrigerada. Como resultado, tendrás que hacerte muchas preguntas.

¿Cuántos productos necesitas almacenar? ¿Qué espacio usas para instalar tu cámara frigorífica? ¿Cuál es el precio de la habitación fría que puedes permitirte? Por lo tanto, si tienes una habitación pequeña, puedes instalar una cámara frigorífica tipo gabinete. Por otro lado, si tienes una habitación grande, una sala fría industrial sería bastante recomendable. En cuanto al precio de la habitación fría, depende de varios criterios. De hecho, establece el precio de la sala fría según su volumen, la temperatura que puede alcanzar o el grosor de los paneles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *